Bipolaridad


Asfixiarse con la propia saliva, contraer pupilas, girar la vista como buscando pistas en el ambiente, rascar una nueva comisura en la sien, un suspiro y mil remilgos acompañarían una expedición al rescoldo, por sus precedentes, ya rutinario.





16/4/15

A9qeGRArb wFIrtgq-ñeerbA

Desdr2e hace poco me desccubro tecleaando textos que son ininteligibles, literalmente ininteli3dgibles conforme los constituyentes sintácticos de lo que estimo conocer como mi lengua materna; combi nan textos, espacio5 y uno que otro números fuera de mi voluntad, por lo que frecuentemente recurro la tecla de retroceso. En consecuencia, borro más de lo que escribo, repudio la posib23bilidad de encriptaciones provenientess del subconcsciente, perro intento descubrir las razones de tal anomalía.

En primera instancia culpo al teclado y mi deteriorada visión. Recién guardo sospechas de un amargo nudo que displicente se eterniza del hipotálahmo a las yyemas de los ded2os.

No hay comentarios:

Publicar un comentario