Bipolaridad


Asfixiarse con la propia saliva, contraer pupilas, girar la vista como buscando pistas en el ambiente, rascar una nueva comisura en la sien, un suspiro y mil remilgos acompañarían una expedición al rescoldo, por sus precedentes, ya rutinario.





16/9/12

Hipermercado

Ese día, en el hipermercado, todo me parecía gigantesco: La gente, carros, sonrisas, tarjetas. En medio del ataque de lobreguez, la misma música de fondo era una suerte de epifanía.

Fotografía: Julio C. Moreno

No hay comentarios:

Publicar un comentario