Bipolaridad


Asfixiarse con la propia saliva, contraer pupilas, girar la vista como buscando pistas en el ambiente, rascar una nueva comisura en la sien, un suspiro y mil remilgos acompañarían una expedición al rescoldo, por sus precedentes, ya rutinario.





13/12/11

Némesis de la vida 101


La palabra foránea y elegante para mencionar a los niños que acosan a otros en la escuela es "Bullying" suena como a torear verdad? Pero es como llaman al acoso en inglés.Hace tiempo que he pensado en hacer los registros sobre algunas personas que me han hecho la vida de cuadritos, mas como una exploración, catarsis de pasados pasados.
Nunca he sido, al menos físicamente, estereotipo del "acosable", siempre fui mas grande y fornido que el resto de mis compañeros, pero siempre fuí muy sensible. Así que mas que fisico, el acoso era un poco psicológico, por algun motivo, dejaba mi vulnerabilidad expuesta como esos "post it" amarillos en la frente ante ciertos temas, idioteces como la forma de caminar, cabello, un grano en la cara. No tiene lógica, pero habiendo convivido con tres hermanas he sido extremadamente tímido con las mujeres, en algunas ocasiones los nervios me causaban cierta tartamudez ante el sexo opuesto.
De esto estaba muy al tanto Farik, me encabronaba su dominio de la humillación y mi impotencia ya que la mayoria de las veces que me hacia sus bromitas idiotas sobre mis fallos al hablar, el estaba rodeado de compañeras de clase  lo cual me hacia sentir en franca desventaja.
Una de esas muchachas, novia de el en ese momento, bien recuerdo que me ha visto ofrecer un asiento a una compañera de clases, se me acercó y me dijo a oido "estuuuúpidooo" hasta el dia de hoy me pregunto porque razón me ha dicho esto, mientras yo hacia una buena acción...mentira ya me lo respondí.
Ese día fue de los peores de mi adolescencia, el camino a casa después de clases fue largo y tortuoso, sentí que mi madre no podia hacer nada asi que callé, hasta hoy. La primaria es historia, la secundaria también, de eso hace un cuarto de siglo creo, pero el subconsciente guarda ciertos capítulos. En algun momento de su acoso y mis depresiones de puber pensé diversas formas de suicidarme, que bueno que no lo he tomado tan a pecho, la vida luego ha sido relativamente generosa conmigo.
El susodicho aún vive en Estelí, aún lo veo, le saludo altivo pero resiento que sus bromas a mi o a otros hayan quedado de alguna forma impunes. Esto no es una apologia al rencor, sino un caldo de catarsis para el alma... No sé, talvez quiero que mi Némesis lea este escrito, quisiera decirle que nunca me cayeron en gracia sus bromas imbeciles frente a sus escudos de mujeres, que ciertamente el era el acomplejado y que me importa un comino una disculpa a estas alturas, hay personas que nunca podrian ser mi amigo, el esta primero en mi lista.
Todo esto viene a colación nuevamente, ya que a mi hija de ocho se encontró su némesis en la escuela, le he dado entrenamiento para no dejarse y tener fé en ella misma y decir las verdades a la cara. Al parecer lo ha manejado pero mucho mejor que yo..... esto ha sido gratificante.

Jorge Ruiz, amigo mío, fué especialmente acosador y acostumbraba a ponerme apodos por mi timidez, en un evento de inauguración de liga de futbol, se despachó bonito toda la manana, la ira me comía vivo, de repente por descuido le tome del cuello y no lo soltaba mientras le decía que a mí no me iba a volver a molestar mas, le había aplicado una llave de Jiu Jitsu que había visto en la enciclopedia de mi padre, me sorprendió la cantidad de ninos a animándome a no soltarlo, al final nos soltaron y empezamos a pelear para volvernos a soltar de nuevo, en la confusión al parecer fuí el ganador del pleito, de regreso a casa, alrededor de cuatro ninos menores me escoltaron a casa relatando nuevamente algo que para mi no era tanto victoria como mi propia versión de justicia. Jorge entendió lo sucedido, una semana después eramos broders, recién murió y me ha hecho recordar el evento.

En lo laboral recuerdo que en el 2004 he trabajado para una arquitecta en el diseño del Centro financiero Lafise, su ego era enorme al punto que desconocia el profesionalismo de todos sus colegas llamándoles "bachilleres" los subordinados de la oficina, arquitectos jovenes teníamos que soportar grandes dosis de maltrato, malas palabras y humillación frente a los clientes, era tal mi frustración de no encontrar otro trabajo que quise abandonar la practica de mi carrera y hasta estuve aplicando para vender motores fuera de borda en Casa Pellas, pero finalmente pude encontrar una opcion de irme a un trabajo en donde era valorado. Por primera vez en la vida laboral no avisé que me iba, simplemente me retiré muy complacido de escapar de semejante ambiente. Con el tiempo encontré nichos para hacer mi practica de forma independiente.
No soy ni remotamente especialista en psicologia o temas afines, pero sé de primera mano que el acoso, sea escolar o laboral es destructivo, la masacre de columbine es un ejemplo escandaloso y tangible, pero en las escuelas y centros de trabajo hay gente haciendo la vida dificil a sus pares, yo prefiero aislar o advertir a perpetradores de ambos estratos, creo que es lo opuesto a lo que ellos buscan, que es enaltecer su ego.
He tenido que encontrar nuevos Nemesis en la vida, gente que tiene egos muy desarrollados, que quisiera verte bajo sus pies, destruido y que estas consiente que no existe jodida razón para merecértelo. Ya no puedo deshacerme de ellos aprovechando el físico, tampoco desarrollé dotes de acosador por correspondencia, pero algo de lo que no estaba claro entonces, pero si estoy ahora es que tengo el poder de desechar lo inútil, lo no importante, puedo ignorar y continuar seguro por mi propio camino..en paz!
Carpe Diem!

No hay comentarios:

Publicar un comentario