Bipolaridad


Asfixiarse con la propia saliva, contraer pupilas, girar la vista como buscando pistas en el ambiente, rascar una nueva comisura en la sien, un suspiro y mil remilgos acompañarían una expedición al rescoldo, por sus precedentes, ya rutinario.





9/8/12

Para el resto, un perro muerto es basura

Y de nuevo, en umbral del somnus, a través de su cuerpecito pastor, con olor sanguinolento, adornado por caucho, hematoma y costilla rota al aire. Podía verme sofocándole con ciega afección, pero era más que terco que mi platero. En el umbral del somnus, ya no sentía su dolor, solo urdía máculas de lo inminente.



#Hipermidriasis.


No hay comentarios:

Publicar un comentario