Bipolaridad


Asfixiarse con la propia saliva, contraer pupilas, girar la vista como buscando pistas en el ambiente, rascar una nueva comisura en la sien, un suspiro y mil remilgos acompañarían una expedición al rescoldo, por sus precedentes, ya rutinario.





10/8/12

Soñé tus besos rompiéndome el cuello.


Memorias de tan corto plazo, que obligan a leer de nuevo el parrafo. #cerebrodeizquierda

En Managua no habrá wallstreet, empero, multiplicados muros en calles.

Erase un expreso a Managua, que tardaba un cuarto de siglo en llegar. #hípicasdehipocampos.

De niño, te gustaba jugar a ser cámara lenta, parpadeando repetidamente al correr.

¿Fotos “fallidas”, donde el obturador captura el  rostro en el momento exacto del parpadeo? Hmm

Soñé tus besos rompiéndome el cuello. Nada, que me he dormido mientras mi madre lince me cargaba en sus fauces. #limbos

Emesis que vaciaron las mariposas del tubo digestivo.

Sospecho que no fué el espejo  que se fragmentó.

No poder viajar a Ítaca por falta de saldo.

Con lo de Marte, habrá que desmitificar también eso de que las mujeres son de Venus.

Llueven gotas de pánico, que redibujan midriasis en las pupilas.

Gritar mientras sos perseguido a muerte y no escucharte no debería preocuparte, ¿Te escuchastes?

1 comentario: