Bipolaridad


Asfixiarse con la propia saliva, contraer pupilas, girar la vista como buscando pistas en el ambiente, rascar una nueva comisura en la sien, un suspiro y mil remilgos acompañarían una expedición al rescoldo, por sus precedentes, ya rutinario.





21/6/15

Muertos de hambre

Al hombre común tampoco le es completamente ajeno el estigma, sin embargo, el terror a sufrir le evita la decepción que conlleva el riesgo. El artista está indefectiblemente orientado a estrellarse en el farallón del desengaño y suele transmutar a otro cuerpos,con la sospecha de encallar nuevamente. No es difícil advertir, que en el devenir de tal peregrinaje, muchos adolezcan de una trágica incapacidad para vivir. Desde tiempos inmemoriales son supervivientes de la condena de exclusión y desarraigo en una sociedad dominada por la vacuidad del prejuicio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario