Bipolaridad


Asfixiarse con la propia saliva, contraer pupilas, girar la vista como buscando pistas en el ambiente, rascar una nueva comisura en la sien, un suspiro y mil remilgos acompañarían una expedición al rescoldo, por sus precedentes, ya rutinario.





7/9/11

El hombre bueno

Mi tío Gustavo Moreno (1906-2006) le sacó el jugo al tiempo, vivió centenar de años, viajó por el país rural y hasta trabajó con Sandino, en su ultima década se le ha dado el don escribir y esculpir. "El hombre bueno" es una aproximación a un ensayo sobre la bondad, palabra tan usada pero en realidad tan subvalorada en su dimensión real que hasta se le compara con la estupidez y no con los principios. Bueno, mi tío era genuinamente un hombre bueno y tenia ciertas preocupaciones por la bondad. Aqui algunos fragmentos de su escrito.






No hay comentarios:

Publicar un comentario