Bipolaridad


Asfixiarse con la propia saliva, contraer pupilas, girar la vista como buscando pistas en el ambiente, rascar una nueva comisura en la sien, un suspiro y mil remilgos acompañarían una expedición al rescoldo, por sus precedentes, ya rutinario.





5/9/11

Ruta número ciento nada


Un día de estos entré a un bus

y sentí mucha,

pero mucha compasión por la gente

la sentada y la colgada

No sé, les sonreí sin motivo!

dicen que la compasión tambien es amor

Pero no sé!

talvez no me importa


o me da miedo saberlo


Absorto, de la nada

una puya en la espalda,

unos ojos enrojecidos e iracundos

y un muro en medio de la calle

me recordaron

que las calles de la Managua

la impersonal

también tienen ciertos requisitos sobre el sentir



Un día de estos, entré a un bus


y como el resto

me quedé callado

escuchando con los ojos bien cerrados

el acordeón de un ciego.

que nunca fué a Juilliard

que no tocaba musica

empero

las divagaciones.





No hay comentarios:

Publicar un comentario