Bipolaridad


Asfixiarse con la propia saliva, contraer pupilas, girar la vista como buscando pistas en el ambiente, rascar una nueva comisura en la sien, un suspiro y mil remilgos acompañarían una expedición al rescoldo, por sus precedentes, ya rutinario.





8/11/13

Alejandro de la Guerra: Atlas de arte, de arrogancia.

Algunos apuntes e imágenes sobre el taller de curaduría impartido el pasado 17 de Junio por Santiago Olmo, comisario independiente y crítico de arte español. Auspiciado por el Centro Cultural de España en Nicaragua como soporte a las propuestas artísticas en torno al poema ¨Soledades¨ de Góngora y para iniciar un debate sobre el ejercicio de curaduría artística.











Audiopropuesta en soundcloud 



¿Qué hago yo en tal lugar, no siendo artista, menos curador?
Pues apliqué para una invitación abierta de CCEN para una propuesta artística alegórica a Góngora, mi propuesta ha sido una intervención del espacio  auditivo, nada complejo, sin rebuscamientos teóricos a profundidad. Conocí el poder del audio en el festival de poesía de Granada del 2012 cuando hicimos la puesta en escena de "La puesta en el sepulcro" de CMR, había una parte de esta que involucraba un audio del poeta diciendo "Por estos aires de Granada, mi Granada". Cuando hicimos la primer prueba, surgió tan vivido el poeta en la atmósfera, que sentí por un momento que lo habíamos hecho revivir, sentimos al insufrible Carlos Martínez, muy nuestro.

Es genial poder cultivarse en algo de lo que uno no es especialista, ser diletante en diversos ámbitos por disfrutar, sin bullas, alardes o títulos. Especialmente por evitar el lastre de defenderme ante los más versados o los que ocupanla crítica como un podio de avasallamiento.

Cuando llegó el momento de presentarme entre los asistentes, ya se habían presentado asistentes como Patricia Belli reconocida en el ámbito pues tenía que decir mi nombre y lo que hacía. Etiquetas innecesarias que tuve que lidiar. Todo iba bien hasta que me han pedido presentar mi propuesta. A cinco minutos de iniciar, un artista visual me increpa en público de manera agresiva.

¿Quién sos vos? ¿Qué haces aquí? Yo no entiendo de tu presencia en este lugar, no tenía palabras en el momento, cuando me decidí, fuí interrumpido por la directora del CCEN quien mencionó que en realidad la charla estaba diseñada para los aplicantes, y como fueron pocos, decidieron invitar adicionalmente a otros artistas, él incluído. Fué tortuoso terminar, aunque admito que podía defenderme solo y que fué bueno que otra persona lo hiciera por mí, pues en general el balance fué bueno.

En del curso aprendí del Atlas como una colección representativa del arte en determinado sesgo, pero también tuve la oportunidad de lidiar nuevamente con el Atlas del Ego, ya no silencioso, celoso de exclusividad, reclamando sus propios espacios de figureo, poniendo a la gente no etiquetada en estratos del arte como inferiores.

Hay muchos Alejandro de la Guerra, para mí sólo un ejercicio de escritura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada