Bipolaridad


Asfixiarse con la propia saliva, contraer pupilas, girar la vista como buscando pistas en el ambiente, rascar una nueva comisura en la sien, un suspiro y mil remilgos acompañarían una expedición al rescoldo, por sus precedentes, ya rutinario.





30/9/14

La laguna

Ese poeta, cual plagada tarde de intenciones, buscaba con furtivo afán una brecha en los muros de la laguna, podía verse a sí mismo soberbio en su corolla, volando a 80kmph... como para devolverle la cogida a la ciudad por el mero hoyo de Tiscapa.
Pero la ciudad cerró las piernas, no aparecieron huecos recién decubiertos en sus muros.

Conformáse el poeta con sumergirse [con todo y corolla] en la enjundia del cérvix de la anhedonia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada