Bipolaridad


Asfixiarse con la propia saliva, contraer pupilas, girar la vista como buscando pistas en el ambiente, rascar una nueva comisura en la sien, un suspiro y mil remilgos acompañarían una expedición al rescoldo, por sus precedentes, ya rutinario.





24/8/11

De ecuaciones lineales, buses y trogloditas



No puedo jactarme de ser brillante en matemáticas pero al menos queria darle sentido práctico a algunas cosas que me enseñaron en primaria y secundaria Aún recuerdo que para viajar en bus de Esteli a Managua al comprar el ticket de expreso pensaba que si quería irme cómodo en sombra y ventana,siendo P.M. debia considerar tomar asiento al lado contrario del chofer.. al oeste tenia entonces que pensar en tickets con numero 4x (siendo x el numero de hilera) para asegurar comprar ventanas.. ó 4x+1...ó 4x-3 si viajaba de mañana y con rango de x entre 4 y 8 para no quedar en los extremos del bus.
Un buen día mis cálculos pudieron en contra de un malencarado personaje a que se habia sentado ahí aferrado al argumento "ese era su lugar porque llegó primero" no pudo contra mi reclamo enérgico, ni con un cobrador de bus que junto a mí fuimos amenazados por una pistola, si insistíamos en moverle de ahi. Aun veo a esa persona, vive detrás del antiguo Hospital de Estelí, hace poco volví a tener un percance gratuito con su yerno quien me ha chocado el vehículo por puro capricho, aún atestiguo que la amenaza impera a la razón en muchos ámbitos.
Empero, aún me deleita revisitar el famoso libro con el hombre del turbante (al-Jwārizmī) en la portada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario