Bipolaridad


Asfixiarse con la propia saliva, contraer pupilas, girar la vista como buscando pistas en el ambiente, rascar una nueva comisura en la sien, un suspiro y mil remilgos acompañarían una expedición al rescoldo, por sus precedentes, ya rutinario.





21/8/11

Nunca existió el silencio..

Y habiendo encontrado el ansiado silencio, se recostó, cuando irrumpe la lerda batahola de sus válvulas cardíacas Bum Bum..#ruido #retórica

No hay comentarios:

Publicar un comentario